Carta de un grupo de compañeros islandeses.

Reykjavík, 18 de marzo de 2037.

Estimado Sebastián,

Somos un equipo de docentes islandeses y te escribimos para invitarte a participar con tus alumnos en la creación de un universo de ficción y de una enciclopedia que lo describa. Nuestro proyecto se inspira del relato de Borges Uqbar, Tlon, orbis tertius1 y recurre a la tecnología colaborativa de los wikis.

Lo mejor, para presentarte nuestro proyecto, es tomar un ejemplo.

Jean Dupont, alumno francés, escribe una ficción que transcurre en Sevilla y, en la cual, aparecen dos personajes que llamaremos Diego y María. Laura Jiménez, alumna sevillana del instituto Martínez Montañer, que participa en el proyecto, crea una existencia numérica ficticia de Diego y, luego, escribe un artículo en la enciclopedia que recoge todo o parte de las trazas numéricas dejadas por Diego. Pedro Fernández, compañero de Laura Jiménez, hace lo propio con el personaje que hemos llamado María. La operación que hemos indicado se multiplica: todo alumno puede inventar una historia con tantos personajes como lo desee, todo alumno puede contribuir como lo desee en la realización de la enciclopedia que describe el universo de las ficciones. Se busca asimismo establecer conexiones entre los diferentes personajes: los destinos de María o el de Diego puede cruzarse con el de Miguel, que, por su lado, Laura Fernández ha inventado.

El que te proponemos construir es, pues, un universo en expansión, que podrá ir ampliándose conforme se vayan integrando a él otros institutos, otros personajes, otras partes del mundo. Tus alumnos pueden participar en él escribiendo en el idioma que lo deseen.

¿Cómo dar comienzo a vuestra participación? Lo primero es contestar a este mensaje comptletando el formulario que te adjuntamos. Después, os creamos una cuenta. Y, nada más: tus alumnos pueden ponerse a escribir.

Tres posibilidades tienen para ir empezando:

1. Publicar una historia de su invención.

2. Agregar un artículo a la enciclopedia.

3. Escribir un artículo para El Diario.

Una precisión: cuando leas las historias de nuestros alumnos observarás que algunos de ellos efectúan sugerencias para quienes quieran completar sus universos: uno necesita una carta de un amigo en español, otro un artículo en euskera sobre las alucinaciones que parecen estar sufriendo los alumnos de un colegio, un tercero un informe científico en inglés, etc, etc. Por supuesto, tus alumnos pueden formular propuestas análogas para obtener los documentos que ellos desean que se produzcan para dar más visos de realidad a sus historias.

¿Y al final?

En nuestro mundo, en el mundo real, las ficciones tienen un principio y un fin y son, en general, el resultado del trabajo de un solo autor. El objetivo, después de un año de trabajo e intercambios, es que cada alumno escriba una ficción propia, personal. El nivel de encaje de esta ficción en el universo virtual virtual creado colectivamente es algo que decide libérrimamente el autor.

1En este relato, un grupo de hombres emprende la redacción de una enciclopedia que describe un universo inexistente. Al final, el mundo real empieza a ceder ante la realidad del mundo ficticio imaginado por los redactores de la enciclopedia.

Laisser un commentaire