Carta al director del centro de magisterio Sagrado Corazón

Reykjavík, sábado 30 de diciembre de 2017.

Prof. Dr. D. Enrique Aranda Aguilar

Señor Director,

Soy docente en Francia y he tomado conocimiento con sumo interés de la iniciativa de su casa de estudios de otorgar un premio de 2000 euros a la mujer universitaria que, encontrándose o habiéndose encontrado en estado de gestación durante sus estudios universitarios, haya decidido seguir con el embarazo a pesar de todas las dificultades que este hecho pudiera entrañar. Le escribo, señor director, porque deseo estudiar su iniciativa con mis alumnos1 y, a dicho fin, estoy recabando información tanto sobre las características concretas de la iniciativa como sobre la acogida que la misma ha recibido en la sociedad cordobesa y española ¿Tendría usted a bien contestar a las siguientes preguntas?2:

1. De ver una mujer su embarazo como un evento feliz, de no haber pensado nunca en abortar ¿podría ella también presentarse al concurso o bien el no haber contemplado la posibilidad de abortar constituye un motivo de descalificación? Si no descalifican ustedes a las estudiantes que no han pensado en abortar, el concurso estará abierto a toda estudiante madre, según se me alcanza. Sin embargo, el obispo ha declarado que no se trata de favorecer  la gestación durante los estudios. En su comunicado, en efecto, el obispo indica que « en ningún momento la concepción en el período universitario de las mujeres, sino que viene a reconocer una circunstancia que, en algún momento, puede llegar a afectar a alguna de ellas »3. Me parece por lo tanto que la idea, usted me dirá si me equivoco, es excluir del concurso a las chicas que no hayan pensado en abortar.

2. Tomemos un ejemplo arbitrario y concreto: Teresa, joven universitaria, feliz y cristianamente casada, queda embarazada. Teresa sigue adelante con su embarazo, que ve como un regalo del Dios en que cree. Josefa, amancebada, queda embarazada y decide seguir con su embarazo a pesar de todas las dificultades, tal como rezan las bases de su concurso y tras haber considerado la posibilidad de abortar. Atribuyamos, ceteris paribus sic standibus, a ambas los mismos recursos económicos. ¿Quién gana: Teresa o Josefa?

3. Más generalmente: todo embarazo conlleva dificultades. Ergo, todo embarazo se lleva adelante a pesar de todas las dificultades ¿Con qué criterios desempatarán ustedes a las candidatas?

4. Si, tal como parece desprenderse del contexto (ver pregunta 1) de su iniciativa, el objeto es premiar a las jóvenes que han desestimado la idea de abortar, ¿por qué no haber precisado dicha condición en su concurso? ¿No les parece que esta ausencia de precisión puede conducir a que haya chicas que se presenten sin, de hecho, tener posibilidad de ganar los 2000 euros por el motivo de que no han contemplado la idea de abortar, lo que sería fuente de frustración? Más generalmente, ¿no sentirán cierta perplejidad los fieles que observan que la Iglesia decide emplear sus recursos -siempre limitados, como todo lo es en este mundo- a recompensar a las chicas que se plantean abortar y no a aquellas que no contemplan hacerlo?

5. En general, los premios se otorgan por algo que se ha hecho, no por un acto no realizado. Su concurso presenta, por lo tanto, una originalidad evidente que abre posibilidades innúmeras: a tenor de lo defendido por el señor obispo de Córdoba Demetrio Fernández en su carta semanal Huid de la fornicación4 podría, por ejemplo, premiarse a las chicas y chicos que, a pesar de todas las dificultades, no cedieron al placer de la fornicación, por emplear la terminología del señor obispo ¿No sería esto más eficaz para la consecución de sus objetivos que premiar a las chicas que no abortan?5

Quizás objete usted que se trata de una causa perdida, vale decir que la actividad sexual de las estudiantes cordobesas sea tan intensa que ningún premio de 2000 euros pueda ponerle freno y que quizás, además, no darían quizás ustedes abasto para leer los miles de páginas que pudieren llegarles. En dicho caso, podría justificarse el actuar, como lo hacen ustedes, concentrándose en aquellos casos en que los azares de la biología y de las fechas de los coitos (o la voluntad de Dios, para quien creyere en la omnipotencia del mismo) hayan causado embarazos.

Otra posibilidad sería la de premiar los coitos protegidos6, es decir, dar un premio a todas las chicas que decidieron seguir adelante con el proyecto de un coito, pero protegiéndose, a pesar de todas las dificultades que pudiera entrañar dicha protección, lo que tendría por efecto disminuir el número de embarazos no deseados y, por consiguiente, el de abortos. Por supuesto, cabe aquí también la objeción del número de páginas, si hemos de mantener el supuesto de que la estudiante cordobesa es muy dada al sexo.

6. En la carta semanal del señor obispo arriba citada, leemos: La castidad viene protegida por el pudor ¿No le parece que la organización de su concurso constituye un atentado al pudor? Las candidatas deben revelar informaciones que, en principio, se juzgan como pertenecientes a la esfera de lo más íntimo, como pueden serlo las fechas de sus relaciones sexuales, su vida sentimental o las emociones que producen en ellas el saberse embarazadas. El hecho de ofrecer dinero (o la posibilidad de ganar dinero) a quien entregare dichas informaciones para su lectura por el jurado puede percibirse como violento u obsceno, incluso, me parece, para el católico acostumbrado a confesar su vida íntima ante el cura.
7. Cabe preguntarse asimismo si el derecho al pudor de los hijos de las interesadas en concurrir a fin de obtener los 2000 euros que ustedes prometen a la más meritoria de las futuras madres no resultaría también vulnerado por su iniciativa ¿Son la futuras madres las propietarias únicas de las informaciones que ustedes reclaman a las participantes? La entrega del premio, así como la del diploma que lo acompaña será pública : La información sobre la ganadora del premio se dará a conocer en la página web del Centro de Magisterio “Sagrado Corazón”, indica el apartado 4 de las bases de su concurso ¿No temen ustedes que el dar publicidad al hecho de que una madre se haya planteado abortar pueda tener consecuencias indeseables tanto para la madre como para el hijo, el cual podría percibirse como el fruto de una gestación no deseada, como un cuasi aborto, por decirlo de algún modo? Imaginemos un salón con el diploma que ustedes darán encuadrado en un lugar de honor ¿No le parece más plausible que el beneficiario del « no aborto » sienta más molestia que orgullo por la victoria de su progenitora?
8. Observo que la concepción del pudor del señor obispo de Córdoba no es óbice para que ensalce y encomie el libro de una vistosa señora venezolana, candidata a ser miss Venezuela, que alcanzó reconocimiento inicialmente mostrando su cuerpo y luego hablando de su himen, del que afirma (sin pruebas, según entiendo) en un libro, Virgen a los 30, que está intacto ¿Por qué no premiar, en coherencia con las recomendaciones de lectura del obispo, a la estudiante cordobesa que llegase virgen a, digamos, los 27 años, que sea o no aspirante a ganar un concurso de belleza, que no ha de hacer el obispo distingos en esto último y que igual de bien, sin duda, le hubiese parecido el libro de una señora fea y virgen ?

9. He notado que el señor obispo de Córdoba considera su iniciativa como muy bonita y muy sana7, pero otros sectores de la sociedad la han criticado. El señor diputado Antonio Hurtado Zurera ha, así, formulado una pregunta al gobierno en la que le pide que explique « qué garantías hay de que no se financie este premio con cargo a los 250 millones anuales que viene recibiendo la Iglesia Católica del 0,7% » y, asimismo, que se pronuncie sobre si considera « que esta iniciativa atenta contra la libertad de la mujer y la dignidad, al premiar a aquellas que deciden continuar con su embarazo y excluir a quienes deciden abortar libremente o por razones que lo aconsejan »8. El defensor del paciente, considera, por su parte, que « la idea de ofrecer una gratificación a las universitarias que si quedan embarazadas no aborten es indecente y aberrante con una clara forma de invadir los derechos de las mujeres y su decisión, en lugar respetar su derecho a la gestación »9 ¿Qué valoración efectúa usted de estas declaraciones y actos?

10. El señor obispo de Córdoba piensa10 que su iniciativa llegará a muchos y muchas universitarias ¿Comparten ustedes el optimismo del obispo? ¿Han efectuado ustedes estimaciones predictivas más precisas que las del obispo sobre el número de abortos que su premio podría llegar a evitar?

Publico esta carta en mi blog, donde tendré mucho gusto en dar el merecido espacio a la respuesta que usted diere a las preguntas que he tenido el agrado de dirigirle.

Lo saluda atentamente,

Sebastián Nowenstein.

1La idea de base del proyecto consiste en elegir una temática, recabar información sobre la misma y, luego, escribir ficciones basadas en las informaciones conseguidas. La idea es que alumnos de diferentes países trabajen sobre estas problemáticas. Como ejemplos de proyectos sobre los que trabajo, puedo citar el del organismo unicelular Physarum polycephalum, el del parásito Toxoplasma gondii, el del obispo de Córdoba Demetrio Fernández y la libertad de expresión, el del falso deportado Antonio Pastor Martínez, el del negacionista Roger Garaudy, el del general Queipo del Llano, el de las responsabilidades francesas en el genocidio de Rwanda…

2Le ruego me disculpe si hay en ellas repeticiones que, al desconocer las respuestas que usted pueda ir dando a las diferentes preguntas, no he podido evitar.

3http://www.elmundo.es/andalucia/2017/12/22/5a3d5acb22601d73308b4597.html

4https://www.diocesisdecordoba.com/media/2013/01/Bolet%C3%ADn-Enero-Marzo-2012.pdf

5Llego a la misma idea en la pregunta 8, pero partiendo esta vez no de la eficacia, sino de la concepción del pudor del señor obispo de Córdoba.

6Según entiendo, el actual Papa, el señor Bergoglio, no excluye, en ciertos casos, el empleo de contarceptivos: https://elpais.com/internacional/2016/02/18/actualidad/1455808373_120037.html

7http://www.publico.es/sociedad/educacion-universidad-cordoba-insta-obispo-retirar-premio-alumna-no-aborte.html

8http://elcorreoweb.es/andalucia/el-psoe-lleva-al-congreso-el-premio-a-las-mujeres-que-no-aborten-AD3656763

9https://politica.elpais.com/politica/2017/12/23/actualidad/1514051515_699233.html

10El Mundo cita el comunicado del señor obispo, que no he poddio procurarme en su totalidad : Según reza el comunicado, el premio será « una mano que no llegará » solamente « a la persona premiada » sino, también, « a muchos y muchas universitarias que se dan cuenta de que la vida merece la pena jugarla a favor y no en contra ». Fuente: http://www.elmundo.es/andalucia/2017/12/22/5a3d5acb22601d73308b4597.html

Laisser un commentaire