Buenos días,

Soy docente en Francia y preparo en estos momentos un dossier, destinado a compañeros franceses y argentinos, sobre la cuestión de los asesores militares franceses que, en los años setenta, formaron a sus homólogos argentinos en técnicas de represión. Este asesoramiento se realizó en virtud de acuerdos concluidos entre los dos países en 1960 y 1970.

He notado que la embajada de Francia en Argentina publica una lista de acuerdos y tratados establecidos entre los dos países que omite los que acabo de mencionar. Es de señalar, sin embargo, que el senado francés, en documentos consultables en Internet, publica una lista que, contrariamente a la de la embajada, incluye los acuerdos de 1960 y 1970. Estos acuerdos son consultables en la biblioteca del ministerio francés de asuntos exteriores (yo publico une reproducción del de 1970 en mi blog); sus versiones en español han sido publicadas por la parte argentina.

Al actuar de este modo, la embajada francesa siembra la duda sobre existencia de dichos tratados, lo que dificulta el establecimiento de la verdad histórica, como lo muestra el artículo que dedica Wikipedia al documental Escadrons de la mort, l’école française, de Marie-Monique Robin:

Publiée par l’ambassade de France, la liste des accords conclus entre 1853 et 2016 entre les deux pays, la France et l’Argentine, ne présente aucun accord de coopération militaire, ni en 1960, ni en 1973 ; le seul accord portant sur la défense date de 1998.

Cabe observar asimismo que la voluntad de ocultar la existencia de dichos tratados aparece en un informe parlamentario de 2003 y en las declaraciones de 2004 de quien era, a la sazón, ministro de asuntos exteriores, Dominique de Villepin.

He escrito por la vía jerárquica a la embajadora de Francia en Argentina para señalarle que la lista que se publicaba bajo su autoridad era incompleta. Ante su ausencia de respuesta, he escrito por la misma vía al ministro de asuntos exteriores francés. Su silencio me ha conducido a dirigirme al primer ministro. La embajada, a día de hoy, sigue difundiendo la liste incompleta, lo que crea la apariencia de que existe una voluntad de no corregirla. También he escrito al embajador de Argentina en Francia, con el objeto de conocer la valoración que efectúa de la situación que acabo de exponer.

El objetivo de escribirles es triple. En primer lugar, saber cómo valora su organización esta situación, en segundo lugar, preguntarles si disponen ustedes de informaciones o documentos que pudieren integrarse en el dossier que preparo y, en tercer lugar, preguntarles si podrían ustedes ponerme en contacto con docentes interesados en colaborar con profesores franceses sobre esta temática.

Las referencias a los artículos citados figuran en el anexo a la presente que se encuentra más abajo.

Un saludo cordial,

Sebastián Nowenstein,

Professeur agrégé,

Francia.

Anexo.