La casualidad ha querido que me hallase yo trabajando sobre el desecamiento del parque nacional de Doñana cuando empezó el juicio al independentismo catalán.

En Doñana, el avance de la urbanización a fines turísticos y la proliferación de pozos ilegales para alimentar explotaciones no menos ilegales de fresas producen la desecación de un espacio natural excepcional. La Junta de Andalucía emplea recursos europeos para favorecer el desarrollo de estas explotaciones ilegales y contribuye así a la destrucción de una reserva vital para la fauna europea. España deberá en breve responder ante el Tribunal de justicia la Unión europea por su falta de implicación en el cuidado del acuífero de Doñana.

La Junta de Andalucía negocia con quienes han transformado ilegalmente tierras de monte en tierras de regadío y legaliza una parte de las tierras, aceptando, por lo tanto, el hecho consumado. Dos alcaldes de Almonte, uno del PP y otro del PSOE, están en juicio por no haber actuado contra los pozos ilegales. En 2012, la Junta “legalizó” 250.000 viviendas. Lo normal, ha estado siendo cometer una ilegalidad y esperar que terminase imponiéndose el hecho consumado con la anuencia de unas autoridades para las cuales la defensa del interés público y de la legalidad parece ser una insoportable abstracción.

Yo he visto las tierras agrestes de Andalucía, su patrimonio de inestimable valor, cubrirse con construcciones caóticas, sin abastecimiento de agua (que llega, en San Ambroio, Cádiz, por camión), sin tendido eléctrico, a veces sin escuelas. En La Línea, los traficantes de droga han creado fastuosas urbanizaciones salvajes. Violar la ley, despreciarla, hacer prevalecer la fuerza, la corrupción y el hecho consumado parecen hábitos o costumbres de mayor raigambre aquí que el estado de derecho. Ante el peso conjugado de tantos intereses, las heroicidades de algunos agentes, de algunos guardias civiles, de algunos jueces y de algunos militantes son hermosas y vanas.

En Madrid, contra los independentistas catalanes, prevalece el mismo desprecio de la ley, de los principios del derecho, de la mera sensatez. Se instrumentaliza la justicia en lugar de resolver los problemas políticos. Se comparan las manifestaciones y las declaraciones sin efectos jurídicos de políticos elegidos por el pueblo con golpes de estado.

No tengo ninguna simpatía por los independentistas catalanes. No profeso ninguna animosidad previa o vindicativa contra los políticos andaluces. Pero, debo decir que, hoy, las salvajadas jurídicas que se cometen en Madrid y las que han estado desfigurando Andalucía me producen la misma tristeza insondable. Y, también, el sordo temor de que España se esté acercando cada vez más a algunas democracias iliberales y corruptas de Europa del este.

Hace unos años, les leí a mis alumnos Un español habla de su tierra, de Cernuda. He aquí la primera estrofa :

Las playas parameras

al rubio sol durmiendo,

los oteros, las vegas,

en paz, a solas, lejos;

La última estrofa es esta:

Un día tú ya libre

de la mentira de ellos,

me buscarás. Entonces,

¿qué ha de decir un muerto?

La mirada fija de uno de mis alumnos me hizo comprender que había percibido la emoción con que yo leía: lejos de Andalucía, donde viví durante los intensos años de la adolescencia, yo leía a Cernuda y recordaba los campos dorados del sur de España. Me serené.

Estos versos vuelven, ahora, una y otra vez a mi mente. Tengo la impresión de que playas parameras, cortijos, oteros y vegas, los recuerdos de Luis Cernuda, que son, también, un poco, los míos, que son, sobre todo, que deberían ser, de todos nosotros, sucumben bajo una capa de lucro, de corrupción y de rancio nacionalismo ; una capa que transforma en ávidos Caínes sempiternos, como dijera Cernuda en otro lugar del mismo poema, a muchos españoles.

http://sebastiannowenstein.blog.lemonde.fr/2019/04/10/donana-une-synthese/
 

Artículos y documentos sobre la cuestión:

Plan Especial de ordenación de las zonas de regadío ubicadas al norte de la corona forestal de Doñana. Aprobado en 2014

Junta de Andalucía

Denunciamos que el regadío y los pozos ilegales siguen aumentando en Doñana.

WWF

El Parlamento Europeo exige nuevos estudios sobre el impacto del gasoducto y del almacén de gas en Doñana.

eldiario.es

Europa juzgará a España por una década de expolio del agua de Doñana.

eldiario.es

Doñana cierra el grifo.

elpais.es, 2013

Grandes supermercados europeos rechazan el ‘robo’ del agua en Doñana.

elpais.es, 2016

Doñana Group Joint Statement on WWF campaign to save Doñana.

Sustainable Agriculture Initiative Platform, 2016

El epicentro del saqueo sin castigo del agua de Doñana.

elpais.es, 2019

El juez archiva la causa por los robos de agua en Doñana que afectó al ministro Planas.

elpais.es, 2018.

La rebelión que nunca existió.

eldiario.es, 2019.

Categories: Non classé

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *