Al presidente Semper, de Colombia, que intentaba tranquilizar a los ciudadanos declarando

Los colombianos pueden tener la seguridad de que, de comprobarse cualquier filtración de dineros [del narcotráfico], su ingreso se habría producido a mis espaldas.

https://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-375661

el obispo Pedro Rubiano contestó:

Si a uno le meten un elefante a la casa tiene que verlo. Yo creo que el país tiene conciencia, y el señor Presidente ya lo ha reconocido, de que en la campaña hubo dineros de origen supremamente dudoso.

https://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-836119

Al principio del derrumbe de la monarquía restaurada por Franco tenemos un elefante.

Acaso, en su final, tengamos otro, pero saudí: el que se le metió a Felipe en la Zarzuela sin que, parece, se diera cuenta.

Catégories : Non classé